Curso dictado por la Dra. Teodora ZAMUDIO

 

6ta. condición

 

Presentación | Proyecto de investigación | Presupuestos & Condiciones de contorno | Hipótesis iniciales | Glosario | Ejercicios | Videos

   

Imprimir esta página

Ud. está en esta Unidad pedagógica

Presupuestos y Condiciones

1era. condición
2da. condición
3era. condición
4ta. condición
5ta. condición
6ta. condición

 

Hipótesis iniciales de investigación 

 

No hay conservación de la biodiversidad sin niveles de precaución equivalentes para los organismos cultivados tanto convencionales como transgénicos.

 “...la biodiversidad puede ser vista como una obra de arte que se pinta y se repinta hacia el infinito, que por sofisticada o mestiza que sea la forma, nunca pierde la memoria de los trazos anteriores”

Manual Antonio Ordoñez, 1999 (inédito)

Alcance de la evaluación ecológica.

Como consecuencia de lo establecido como 5ta. condición inicial debe asumirse una actitud de precaución equivalente con todas las actividades científicas, tecnológicas y –por fin- culturales, y considerarse la ineluctable influencia de todas ellas.

La modificación voluntaria de organismos es muy antigua y constante. En la última parte de siglo XX se asistió a un programa en este sentido muy intenso (la Revolución Verde) y más allá de las críticas, instauró y consolidó las condiciones para el fitomejoramiento a las que ahora se han dado una vuelta mayor con la ingeniería genética; sin embargo, el espíritu y la dirección pueden no ser las mismas.

La introducción de los trigos y arroces de la Revolución Verde fue en buena parte la responsable de que la producción de grano se incrementara anualmente una media del 2.1% entre 1950 y 1990, lo que supuso casi triplicar las cosechas, sin apenas variar la superficie cultivada. En los países periféricos el impacto de las nuevas variedades (asociado a las correspondientes prácticas agrícolas) fue enorme, sobre todo en India, Pakistán, China y países de Latinoamérica. Algunos de estos países pasaron de importadores a exportadores de grano.

Hay que reconocer que la Revolución Verde ha sido un factor esencial para paliar el hambre en el mundo. Se considera que el aporte energético mínimo por persona es de 2200 kcal/día[1]. Según la FAO, en los años 60 el 56% de la población mundial vivía en países con menos de esa cifra, mientras que a mediados de los 90 ese porcentaje había caído a sólo 10%, y eso a pesar del aumento demográfico y de los conflictos bélicos en muchos de esos países. Pero aún así, hoy día la malnutrición afecta a 2000 millones de personas, y hay 800 millones que pasan realmente hambre.

La hibridación es un mecanismo común -pero no ubicuo- de evolución y de especiación, de modo que quizá más del 70% de las especies de plantas pueden descender de híbridos. Frecuentemente, los híbridos F1 (resultantes del eventual desarrollo de los embriones hasta que producen semillas y germinan) son fértiles, aunque no tanto como los parentales. Muchos híbridos naturales no adolecen de menor aptitud biológica (fitness), llegando incluso a presentar mayor aptitud que los parentales. Ello significa que existen grandes probabilidades de introgresión (incorporación de alelos de una especie o taxón en otro diferente).

Por lo tanto, se puede producir flujo génico entre taxones, y los estudios genéticos han mostrado decenas de ejemplos de este fenómeno. Los estudios disponibles parecen indicar que tal flujo génico es la norma, más que la excepción. V.gr., en el Reino Unido, una tercera parte de las 31 especies domesticadas evaluadas se hibridan espontáneamente con miembros de la flora local; en Holanda, la proporción es de un cuarto. Obsérvese que estas proporciones son muy altas, habida cuenta de que se habla de países relativamente pequeños en los que la mayoría de especies domésticas son de origen exótico[2]. [ver § 3.1.1]

Así pues, se advierte que la domesticación “tradicional” de especies ha ejercido una presión sobre el medio ambiente muy fuerte y que no puede ser soslayada en los estudios que intenten diagnosticar y mitigar el impacto ecológico que la modificación voluntaria pueda causar.

En cuanto a los “organismos modificados genéticamente” (OMG) ellos implican “un organismo cuyo material genético ha sido modificado de una manera que no acaece en el apareamiento y/o recombinación naturales”. En los términos de esta definición,

  •  
  •  
  •  
  •  

la modificación genética se entiende producida por el uso de técnicas como :

la obtención de moléculas de ADN recombinante mediante la utilización de vectores,

la incorporación directa en un organismo de ADN extraño, incluyendo las técnicas de microinyección, macroinyección y microencapsulación,

técnicas de fusión o hibridación celular, incluyendo la fusión de protoplastos.

Se excluyen, en cambio, de forma explícita otras técnicas como son la fecundación in vitro, la conjugación, transducción y transformación bacterianas y la inducción de poliploides.

Muchas variedades tradicionales se seleccionaron tras inducción de mutaciones aleatorias por irradiación o por agentes químicos. Hay que recordar que el procesamiento ulterior del material mutagenizado sólo está enfocado a seleccionar y eventualmente caracterizar las mutaciones responsables de rasgos agronómicos deseables, pero casi siempre deja sin caracterizar las eventuales mutaciones producidas en otras partes del genoma (incluidas grandes reordenaciones y traslocaciones), y de las que nada se sabe de sus efectos. Nunca se ha emprendido un estudio sistemático de los posibles riesgos de ese material genético alterado y no caracterizado. Sin embargo, se consumen productos derivados de estas plantas obtenidas con métodos relativamente sin cuidado, sin que nadie haya levantado la voz de alarma.

Si se quisiera mantener la más elemental lógica, se debería pedir para ellas al menos los mismos controles que se pretende para los transgénicos, o bien reconocer que, a fortiori, la técnica transgénica, al ser más precisa y transferir menos genes, presenta como mínimo, el mismo nivel de riesgos asumidos para la mejora tradicional.[ver § 4.3]

◄◄1era. condición • 2da. condición • 3era. condición • 4ta. condición • 5ta. condición • 6ta. condición►►

 

 


NOTAS:


[1] Sin embargo, se debe tener en cuenta que África es el único continente que aún no se ha beneficiado de la Revolución Verde. En 1972 se creó el ICRISAT  (Instituto especializado en cultivos de zonas semiáridas), con sede en Hyderabad (India) y centros en África, que a través de estudios piloto está intentando demostrar la viabilidad del éxito de estas tecnologías en los países subsaharianos, adaptándolas principalmente al mijo y sorgo. En 1991 salieron las primeras variedades de sorgo de mayor rendimiento. Otro problema que se está encarando es el de la gran pérdida de cosechas debidas a las plantas parásitas del género Striga, responsable de pérdidas de hasta un 40%. Sin embargo, la inestabilidad política en numerosos países africanos, junto con las malas infraestructuras de transporte y comercialización son una limitación que habría que remover cuanto antes. Desgraciadamente, la mayoría de estos países no pueden hacer grandes esfuerzos inversores.

[2] Iáñez Pareja, Enrique, Posibles impactos genéticos y ecológicos de las plantas cultivadas “tradicionales” en www.ugr.es/~eianez/Biotecnologia 2000.


Pro-Diversitas 
Editorial Digital
ISSN 2362-6518